TIPS PARA COMER ESTAS NAVIDADES SIN QUE EL INTESTINO SE RESIENTA

Comparte este artículo:

“TIPS PARA COMER ESTAS NAVIDADES SIN QUE EL INTESTINO SE RESIENTA”

 

Llegó la Navidad y con ello las grandes comidas y banquetes, donde los excesos son bastante frecuentes.

Para muchas personas, estas comidas van acompañadas de molestias gastrointestinales como pesadez, hinchazón, dispepsia, dolor, ardor, entre otros.

Y es que, durante estas comidas, tendemos a comer mayor cantidad de comida de la que estamos acostumbrados; entrantes, primeros, segundos, postre, turrón, polvorones, junto con mezclas de bebidas azucaradas o alcohólicas.

Además, solemos comer más distraídos, hablando, riendo, etc. lo que nos lleva a descontrolar las porciones, masticar menos, tragar más aire, etc.

Con todo ello, es normal que nuestro intestino se resienta.

Así que, si te sientes identificado con estas molestias, te animamos a seguir las siguientes recomendaciones para que una mala digestión no te amargue las comidas de Navidad.

Come con consciencia: piensa que la comida será larga por lo que come despacio, no te hinches con los entrantes. Mastica y saborear adecuadamente cada bocado. Recuerda que la digestión comienza en la boca, y que las enzimas digestivas de la saliva comenzarán a descomponer los alimentos. Además, te saciarás antes y controlarás mejor las cantidades.

Opta por elaboraciones al horno, plancha, hervido, evitando las comidas muy grasientas. Ya que las grasas en forma de fritos o salsas, son de difícil digestión y enlentecen el proceso digestivo, dando mayor sensación de pesadez.

Trata de incluir vegetales en tu plato: potenciarán tu digestión, además su fibra te ayudará a mantener un buen tránsito intestinal.

Controla tus porciones: Para ello en lugar de andar picando, trata de servirte lo que vas a comer, de esta manera controlarás mejor cómo combinas los alimentos y las cantidades que vas a tomar. También te ayudará a llegar sin mucha hambre a las comidas, así que trata de mantener tu rutina habitual de comidas, saltarse comidas para “compensar” puede generar más ansiedad y descontrol de las porciones.

Haz pequeñas pausas: para comprobar si aún tienes hambre o estás comiendo simplemente por gula. Este pequeño análisis puede ser un verdadero freno a tus ingestas.

Infusiones digestivas: toma infusiones de hierbas como menta, jengibre, anís o hinojo después de las comidas. Ayudan a aliviar la sensación de hinchazón, gases y pesadez.

Hidratación adecuada: bebe suficiente agua a lo largo del día para mantener una buena hidratación, lo cual es esencial para el funcionamiento adecuado del sistema digestivo.

Momento postre: puedes buscar un aliado que quiera compartir el postre contigo, o también optar por opciones más ligeras y digestivas como postres a base de frutas o yogur.

Evita acostarte justo después de comer: prueba a dar un paseo suave o bailar un poco. Te ayudará a estimular la digestión. No es necesario hacer ejercicio intenso, pero moverse un poco puede ser beneficioso.

Por último, para las comidas especiales, puedes apoyarte en el uso de enzimas digestivas. Estas contienen amilasas, proteasas, lipasas, lactasa entre otros, que te ayudarán a descomponer los alimentos y facilitar la absorción de sus nutrientes.

¡No esperes a estos festejos para empezar a cuidar tu salud intestinal!, incorpora en tu dieta con regularidad alimentos probióticos como el yogur, kéfir, chucrut etc, y alimentos prebióticos como los vegetales, frutas, legumbres, especias, etc.

¡Que tengas unas felices fiestas! 

.

quizás te interese

Otras noticias

salud

Resistencia a la insulina

Cuando no se detecta a tiempo la resistencia a la insulina puede conducir irremediablemente a diabetes mellitus tipo 2, enfermedades cardiovasculares… pero no es lo único.

Continuar leyendo

¡Síguenos!

© 2023 Spar Natural  |  Diseñada por Melania Martín